Viaje a Suiza en Autocaravana

Escrito por rutasenautocaravana 06-09-2009 en General. Comentarios (17)



VIAJE A SUIZA EN AUTOCARAVANA AGOSTO 2008



Este es un viaje que preparamos con mucha ilusión, pues nos gusta la montaña y qué mejor que viajar a los Alpes, y más con  nuestra autocaravana para poder visitar (y en muchos lugares dormir) los encantos de este pequeño país. Recopilamos mucha información, tanto de los viajes que aquí nos cuentan los viajeros como folletos que nos enviaron desde la Tourist Info de Suiza.

Esperamos que os guste y que sobre todo os sirva para planificar vuestro viaje.




VIERNES 8 AGOSTO

Salimos a las 8 h. de casa y nos dirigimos hacia Narbonne (Francia).

Cuando llegamos a la altura de Amposta hacía bastante viento, que llega hasta el final del viaje en Narbonne. Hacemos unos 720 km. y pernoctamos en Narbonne Playa, donde hay un área de AC., la cual está llena y nos toca dormir en la puerta con unas  5 AC más. Desde la ciudad de Narbonne está a unos 10 km. por una carretera bastante estrecha y llena de curvas.

La playa está justamente al lado, es decir estamos sobre la arena, pero hace aire y no hace calor.  La mayoría de AC son italianas y no vemos ningún español.

 

SABADO 9 AGOSTO

Nuestro destino ahora es Chamonix (Francia), donde se encuentra el Mont Blanc, es nuestra primera visita del viaje y por esta zona entraremos a Suiza.

Hacemos dos noches en un parking donde vemos más de 30 AC. Está bastante céntrico y vale 10 euros las 24 horas. Podemos cambiar aguas e incluso hay servicios. Desde aquí podemos ir andando a las distintas estaciones de teleféricos y trenes cremallera que hay para visitar las cumbres.

Es un pueblo muy bonito, con muchas tiendas y las montañas de alrededor son altas y realmente asombrosas.Están llenas de nieve a pesar de ser agosto, y desde el pueblo se puede divisar el Glaciar de Bossons, la Aiguille du Midi y el Mont Blanc.

Hemos recorrido hoy sobre unos 600 km.  Los últimos 100 km. se hacen pesados por las carreteras tan estrechas, con muchos vehículos grandes y voluminosos y por tantas curvas, pero el paisaje vale la pena.

 

foto: Aiguille du Midi - Chamonix


DOMINGO 10 AGOSTO

Hoy nos levantamos con ganas de visitar las montañas. Vamos primero a la Aiguille du Midi. Aquí hacemos cola para sacar el Multipass, porque así podemos subir en los dos días a los trenes y teleféricos que queramos, sin volver a hacer colas. Vale 53 euros por persona, y vale más que la pena, porque puedes visitar un montón de montañas y naturaleza. Sirve hasta 6 días.


foto: Glaciar en Chamonix


Subimos al teleférico de la Aiguille du Midi, es una sensación espectacular el subir hacia la montaña casi casi verticalmente y poder ver Chamonix, el paisaje y las AC a vista de pájaro.

A medida que vamos subiendo vamos notando el cambio de temperatura. Abajo estaríamos a unos 23º y arriba a 0º o incluso bajo 0. Visitamos las instalaciones de donde se pueden ver muchos picos de los Alpes nevados y todo el valle. Hay un restaurante y terrazas para divisar el paisaje. Nos quedamos alucinados cuando vemos a los montañistas y escaladores subir por la nieve con los piolets, hay que tener constancia y buena forma física para hacer esto. A lo lejos podemos divisar hasta un campamento de tiendas de campaña donde hay personas que pasan las noches en las condiciones más extremas.

Después de hacer un sin fín de fotos, volvemos a bajar con el teleférico hacia abajo encantados de haber estado a más de 3800 metros de altitud. Comemos en una braseria y nos vamos  a dar una vuelta por el pueblo a pie y luego volvemos al parking con “Le Mulet”, unos pequeños autobuses gratis que te mueven por el centro de Chamonix.

 

LUNES 11 AGOSTO

Nos despertamos con el glaciar de fondo, y después de desayunar unos croissants que compramos ayer,nos vamos a coger el Tren de Montenvers. Es un tren cremallera que nos sube a la Mer de Glace, el glaciar más grande de toda esta zona.


foto: Glaciar la Mer de Glace.


Es muy curioso cuando ves las vías cuesta arriba y el tren poco a poco va subiendo por la montaña. En 20 minutos llegamos arriba a la estación de la Mer de Glace, y vemos que el glaciar es de color gris y parece un montón de tierra y piedras.  Es impresionante el paisaje y las dimensiones del glaciar.

Nos vamos a coger el teleférico que nos baja al pie del glaciar y a medida que vamos bajando nos damos cuenta que sí que es hielo lo gris que vemos. Nos fijamos en que cuando más nos acercamos más azul se ve, es decir que vamos viendo el hielo, a pesar de que la temperatura no es muy baja. Dejamos el teleférico y bajamos por unas escaleras al interior del glaciar. A medida que vamos bajando por las pasarelas de la mochila voy sacando la chaqueta, pues se empieza a notar el frío del hielo. Entramos a la cueva de hielo que es glaciar adentro, ya hace mucho frío y el hielo es de color azul, hay unas cuantas salas como si fueran habitaciones  de una casa pero de hielo cortado.

Después de ver éste lugar inimaginable, volvemos a coger el teleférico y el tren de bajada.

Tenemos pensamiento de comer en la AC, lo cual hacemos,  y subir después al teleférico de Flégere, pero cuando terminamos de comer empiezan unos nubarrones a ponerse muy negros y empieza a llover. No nos gusta la idea de subir a las montañas con niebla y aunque continua lloviendo nos vamos a dar una vuelta por el pueblo y así aprovechamos para ir al  súper y comprar algunos souvenirs.

Son ya las 6 de la tarde y nos dirigimos a Suiza, concretamente a Täsch. Queremos visitar el Cervino y Zermatt.

Llegamos sobre las 20 h.después de una carretera en obras, llena de curvas pero con unas vistas preciosas, incluido un ciervo que casi pisamos con la Ac, al cruzar la carretera delante mismo de nosotros.

Entramos al camping Alphubel de Täsch, porque no vemos ninguna AC fuera de los campings.

Hay varias Ac de españoles y cambiamos impresiones de lo que podemos visitar aquí. En Täsch no podemos comprar nada, es un pueblo muy rural y no tiene apenas tiendas ni servicios.Hemos recorrido hoy 149 km.

 

MARTES 12 AGOSTO

Nos levantamos y lo primero que hacemos es ver el cielo. No hace sol y está nublado, cogemos chaquetas porque hace fresco y nos vamos a coger el tren que nos subirá al pueblo de Zermatt. Aquí en la estación cambiamos euros por francos suizos.

Zermatt es un pueblo que no se puede subir en coche, hay que hacerlo en tren. Por sus calles circulan pequeños  coches y camiones eléctricos de la gente que vive aquí. Es un pueblo muy turístico, hay muchos hoteles y apartamentos y muchas tiendas donde comprar. Muchas relojerías caras, joyerías de lujo y tiendas de marca envuelven a este pueblo tan rodeado de naturaleza.

Cogemos el tren que también es cremallera, y subimos hacia Zermatt, divisando unas marmotas que nos miran desde los prados viendo pasar el tren.

Al llegar, primero nos dirigimos a la Oficina de Turismo donde nos informan que no podemos subir a los teleféricos más altos porque por la meteorología están cerrados. Nosotros de todas maneras probamos  subir a uno de ellos a ver si tenemos suerte y podemos ver el Cervino y el Monte Rosa. Vamos subiendo con el teleférico y tenemos a nuestros pies unas vistas preciosas,pero el Cervino sólo se ve la base, una niebla intensa tapa todas las cumbres.

Nos hacemos fotos con la vista del pueblo abajo y después de dar una vuelta por los caminos nos vamos otra vez al pueblo, donde vamos a ver escaparates y el ambiente de sus calles.


foto: Vista del pueblo de Zermatt.


Cuando llegamos a la AC, planificamos que vamos a hacer mañana, pues sabemos que tenemos que coger un tren, en el que subiremos la AC que nos llevará a Interlaken, y no sabemos cuánto tardaremos en subir, si habrá cola, si será rápido. Todo esto es nuevo para nosotros.

 

MIÉRCOLES 13 AGOSTO

Nos dirigimos a Interlaken, pero en el mapa marca que tenemos que subir la AC al tren, pero aún no tenemos muy claro que nuestra AC quepa en el tren.

Llegamos a unas barreras donde tenemos que pagar 20 francos y nos ponemos a la cola detrás de los coches. El encargado que hay allí nos hace apartarnos a un lado y nos pregunta en alemán cuánto mide la AC. Nosotros le decimos que 3,15 m. y nos dice que tenemos que esperar 30 minutos a que venga otro tren más grande, porque éste que hay es para coches y furgonetas.

Mientras esperamos vamos viendo cómo los coches van subiendo al tren poco a poco en fila india por unas pasarelas que tienen los vagones al lateral. Parados a un lado hacemos fotos y comentamos cómo será la experiencia.

Al cabo de unos minutos este tren se pone en marcha y en unos 10 minutos más aparece un tren un poco más alto que el anterior. El encargado nos dice que arranquemos y que subamos y nosotros despacito vamos entrando al tren pasando por todos los vagones, hasta ponernos en el tercero. El tren tiene un tejado que lo aguantan unas barras metálicasy hay que hacer verdaderas virguerías para no tocar los espejos en estas barras. Aún así, algún toque que otro le dimos, pero sin importancia. Apagamos las luces y el motor y freno de mano. El tren se pone en marcha y nos lleva por un túnel de unos 25 km. todo a oscuras, sólo se ven los chispazos del tren en los cables eléctricos. En unos 20 minutos salimos del túnel y llegamos a la estación donde tenemos que bajar del tren. Ha sido una experiencia nueva para nosotros e inolvidable.


Llegamos al primer lago de Interlaken y es una vista fabulosa, con barcas y pequeños  cruceros donde los turistas hacen fotos al lago. En 10 km. ya entramos a Interlaken y no vemos ninguna zona de AC. Vamos en busca de un camping, y encontramos uno que no está muy lejos de la ciudad y no es muy caro, el Camping Jungfrau. El dueño habla un poco español y muy amablemente nos explica lo que podemos visitar y que el tiempo será bueno hasta el viernes.

Hemos recorrido unos 95 km.pero hemos tardado unas 4 horas por la espera del tren y carreteras secundarias. Es hora de comer y de preparar las bicis para la tarde ir a ver Interlaken.

Es una ciudad llana, con pasos a nivel en muchas zonas y montones de bicicletas en los parkings de las estaciones. Vamos en busca de la oficina de turismo a que nos informen de las visitas y trenes que tenemos que coger para subir al Jungfrau. Por el camino nos damos cuenta la cantidad de personas de varios países que visitan esta zona, muchos judíos, hindúes, árabes,  gente de color, y muchos muchos japoneses.

En la oficina de turismo nos dicen que subir al Jungfrau vale 120 euros por persona, y que hay que coger 3 trenes cremallera, pero por ser españoles y ganar la Eurocopa España, tenemos un descuento del  50 %, y que nos invitan a un refresco en el bar del Jungfrau. Muy contentos porque nos ahorramos 60 euros en esta visita nos acercamos a la estación donde al día siguiente tenemos que coger el tren y dónde aparcaremos las bicis.

Nos damos una vuelta por las tiendas y nos vamos al camping a cenar y descansar.

 


JUEVES 14 AGOSTO

Nos levantamos temprano para coger el tren a las 9 de la mañana. Tenemos que coger las bicis, cruzar la ciudad y coger los 3 trenes. Por el camino nos vemos con muchos españoles que van a hacer la misma visita que nosotros. Tenemos 5 minutos para hacer el transbordo de trenes. Están muy bien sincronizados y son muy puntuales.Tardamos unas 2 horas y media en subir a la estación más alta de Europa. Nos vamos deleitando con las vistas tan fantásticas que de aquí podemos ver tanto de los prados como de las cumbres nevadas y glaciares.


foto: Vista subiendo al Jungfrau


En el último tramo del viaje el tren entra en un túnel y recorre unos 10 km. por el interior de la montaña, llegando a la estación que también está excavada en la roca.  Cuando llegamos vamos a visitar las instalaciones, pues hay 5 restaurantes, tiendas, el Palacio de hielo y varias terrazas que puedes salir al exterior.


foto: Tren cremallera subiendo al Jungfrau


Salimos a la terraza a hacer fotos y pisamos nieve por primera vez en Agosto. Hace mucho frío, a     -2º, y la gente va con polares, gorros y guantes. Es impresionante todas las montañas que se ven, hay zonas que se acumularán unos 10 metros de altura de nieve y hielo.Nos dirigimos hacia el bar donde pedimos nuestros refrescos gratis y compramos un par de bocadillos, los cuales comemos junto a una ventana donde da a un glaciar, también inmenso. A las 15,30 ya lo hemos visitado todo y vamos otra vez a coger el tren. Sabemos que tardará unas 2,5 horas y sobre las 6 o 7 llegaremos al camping.


foto: Paisaje bajando desde el Jungfrau


Cuando llegamos, nos duchamos, tenemos pensado  irnos a cenar a un restaurante que hemos visto, pero se pone a llover y decidimos quedarnos a ver una película y a relajarnos.  Damos un respiro al saber que al día siguiente lloverá y nosotros ya hemos podido visitar el Jungfrau.

 

VIERNES 15 AGOSTO

Hoy nos vamos a Lucerna, que está a unos 70 km. de Interlaken. Está lloviendo intensamente, pero poco a poco y con precaución en la carretera cogemos la autopista y tardamos una hora y media en llegar.

Es una ciudad muy bonita con el lago al borde de la ciudad, y vemos que detrás de las vías del tren hay unas cuantas AC aparcadas.  Damos la vuelta y nos dirigimos hacia ellas aparcando al lado de una AC española. Hemos visto cerca una carpa que es el Museo de Ciencias de Lucerna, y había mucha gente para entrar, pues está lloviendo y es una buena opción que visitar.

Después de comer cogemos los chubasqueros y paraguas y vamos a la parada del autobús que está a unos 50 m.de nosotros. Bajamos en la parada siguiente y nos deja en la misma puerta del museo.

Visitamos una exposición de trenes, de coches, de aviones, del espacio… un sinfín de curiosidades que nos ocupa gran parte de la tarde. A la salida aún continúa lloviendo y decidimos irnos a la AC a prepararnos la visita del día siguiente.

 

SABADO 16 AGOSTO

Amanece un poco nublado pero con intención de salir el sol, nos animamos porque tenemos que coger las bicis y de momento no va a llover. Nos damos cuenta que durante la noche han venido más AC a pernoctar con nosotros y contamos 8. Después de desayunar nos vamos hacia la ciudad, y casco antiguo, que está a 1,5 km. de donde estamos aparcados ydejamos las bicis en unos barrotes junto a algunas bicis más. Acaba de salir el sol y nos quitamos la chaqueta, va a ser una visita agradable y calurosa.

Hay mucha gente visitando esta ciudad, y también hay mercadillo, es decir mucho ambiente por todos lados.El puente de madera sobre el río es precioso, con las flores y plantas de varios colores. Nos hacemos las fotos de rigor y nos adentramos  por las calles y plazas, las cuales también hay mucho comercio y gente comprando. Vemos en un escaparate que venden chocolate suizo a granel y nos compramos una variedad de chocolate para poder probarlos.


foto: Vista de Lucerna


Después de dar varias vueltas por estas calles vemos un restaurante estilo japonés y asiático, de diseño, muy bien acondicionado y limpio. Decidimos probar un estilo diferente de comida, la cual nos encanta. Cuando nos cansamos de visitar esta ciudad y comprar algunos regalitos, cogemos las bicis y nos volvemos a la AC, tenemos que continuar con nuestro viaje.

Nos  dirigimos a Zúrich, no nos lo han recomendado porque es una ciudad muy grande, pero como nos viene de camino, pasaremos a ver qué tal. Recorremos 60 km. Damos una vuelta por la ciudad, que también tiene un lago y río y vamos a buscar un camping, pues no vemos zona de AC por ninguna parte.

Entramos al camping que hay más cerca de la ciudad, a 2 km. más o menos, está casi anocheciendo y queremos ducharnos y descansar.

 

DOMINGO 17 AGOSTO

Nos levantamos  y hace buen día, tenemos que salir del camping y buscar aparcamiento cerca de la ciudad. Aparcamos en un parking que hay varias AC y parece que han pasado la noche aquí. Ya lo sabemos para la próxima vez. Sacamos las bicis porque estamos a 1 km. aún del centro y nos será más fácil hacer la visita así. A pesar de ser una ciudad industrial, Zúrich tiene catedral y los puentes sobre el río hacen que sea una ciudad encantadora para pasear por sus calles.

En el lago hay mucho ambiente de barcos y veleros, creemos que hay regatas o alguna competición similar. Cuando ya nos hemos cansado de dar vueltas volvemos a  la AC, y nos dirigimos hacia Schaffhausen,donde visitaremos las cataratas del Rin y el pueblo.

Recorremos unos 52 km. y llegamos al parking de las cataratas del Rin. Hay varias AC, pero el parking se cierra a las 20 h. y poco a poco se van yendo de allí. Vamos a ver las cataratas que son impresionantes y ya pensaremos donde vamos a pernoctar.


foto: Cataratas del Rin


Damos un paseo hasta las cataratas, nos hacemos fotos y las visitamos desde todas las zonas y balcones.Son muy ruidosas, no puedes hablar al lado de ellas por el sonido tan fuerte, y depende de dónde te pongas, te mojas. Vemos que hay pequeños barcos con turistas que se acercan a una isla que tienen en medio. A lo lejos divisamos un parking con AC, y nos dirigimos hacia allí a ver si podemos pernoctar.

Primero nos vamos cerca dela estación en un parking que hay, sacamos las bicis y visitamos Schaffhausen, pueblo muy bonito con las calles empedradas y fachadas pintadas de la época medieval.


foto: Fachada decorada en Schaffhausen.


Al llegar al área de AC,vemos que hay españoles, y les pregunto por el precio. Me comentan que vale unos 10 euros la noche y poco a poco vamos entablando conversación sobre nuestros viajes. Ellos vienen de Cabo Norte y aún les quedan 15 días de viaje.Se nos hacen las 9 de la noche con tanta charla y nos vamos a cenar y descansar.

 

LUNES 18 AGOSTO

Cuando vamos a cambiar aguas, se nos acerca un español que hace 21 años que vive aquí y nos propone que cambiemos de ruta. Teníamos pensado ir a Basilea, pero nos dice que nos acerquemos a Stein Am Rhein, que es una villa preciosa muy visitada en Suiza y que vayamos a Constanza, que es ya Alemania. Según sus indicaciones cambiamos de ruta, pues nosotros no conocemos este país y siempre es bueno lo que la gente te aconseje.

 Nos vamos de Schaffhausen, y buscamos un súper para comprar. Nos dirigimos a Stein Am Rhein, a la orilla del Rin. Comemos aquí y nos vamos a Constanza, donde vemos un parking con muchas AC, algunas de ellas españolas. Aparcamos y cogemos las bicis. Nos encontramos gente de Valencia y en concreto un ex jugador del Alcoyano, de los años 60. Nos cuenta muchas historias de aquella época y visitamos la ciudad.

Tiene un lago enorme, donde hay varios barcos y mucha gente paseando.Vemos la catedral, que es muy sobria, paseamos un poco por el casco antiguo y después nos vamos a por nuestra AC, pues tenemos que continuar nuestro viaje.

Recorremos unos 180 km. por autopista y llegamos a Biel, ya anocheciendo, no vemos ninguna AC aparcada y nos vamos por la orilla del lago a ver si vemos alguna. Vemos una muy escondida, pero preferimos irnos a 200 m. de ella al lado del lago, que nos parece un lugar magnífico y tranquilo. Vemos una peli y descansamos.

 

MARTES  19 AGOSTO

Nos despertamos al lado del lago donde hay patos y barquitas con gente pescando, nos acercamos al pueblo de Biel, pero no vemos nada interesante que visitar, más que las vistas del lago. Hacemos fotos y nos vamos a Berna, muy recomendada por ser la capital de Suiza y tener un casco histórico precioso.

Recorremos unos 40 km. y entramos en la ciudad de Berna, muy grande y con muchos edificios urbanos. Buscamos donde está el casco histórico, y vemos un parking al lado del puente por donde pasa el río. No hay ninguna AC aparcada, pero hay mucho sitio y la dejamos de manera que no entorpezca a los otros coches.

A cien metros está la oficina de turismo donde preguntamos que se puede visitar aquí, y nos adentramos en su casco histórico. Visitamos la torre del reloj, el teatro, la catedral…. Y vemos una calle con muchas mesitas donde poder comer algo típico. Hace mucho sol y calor y nos sentamos en las mesitas que dan a un mercadillo con flores y plantas. La ciudad es muy bulliciosa y hay mucha gente comiendo o tomando algo.


foto: Torre del Reloj en Berna


Después de comer nos hacemos unos capuchinos y proseguimos nuestra visita, ya son las 16 h. y tenemos que irnos hacia Gruyéres.

Después de unos 70 km. llegamos al pueblo de Gruyéres, donde amenaza con lluvia. Llegamos a un parking donde hay otras AC, pero pone un cartel queno podemos pernoctar aquí. Empieza una tormenta de mil demonios y anocheciendo ya, nos vamos en busca de un camping, que hay cerca, pues hay indicaciones por todas partes.

Llegamos al camping y continua lloviendo, aprovechamos para cambiar aguas, ducharnos y descansar.

 

MIERCOLES 20 AGOSTO

Ha llovido durante toda la noche, y ahora está nublado. Desayunamos y nos volvemos a ir al parking donde estuvimos ayer por la tarde. Hay un montón de AC, pero ninguna ha dormido aquí. Aparcamos y nos vamos a visitar este pueblo típico por sus quesos.


foto: Vacas en Gruyères.


Vemos muchos turistas en este pueblo tan pequeño, pero que está lleno de restaurantes y hoteles. Nos vamos a visitar el Castillo y nos muestran una película muy interesante en español de la historia de este pueblo y su castillo. Al terminar nos damos una vuelta por toda la villa y buscamos sitio donde comer una raclette o una fondue. Muchos restaurantes están a tope y no tienen sitio, pero encontramos uno  con una terraza exterior con unas bonitas vistas. Nos tomamos una raclette con una botella de vino de la zona, y quedamos satisfechos de probar cosas nuevas. Después de la botella de vino y de habernos puesto de queso hasta arriba, era hora de hacer una pequeña siesta, pues no habíamos hecho ninguna desde que salimos.

Después de una hora de descanso nos ponemos en marcha para irnos ya hacia el Lago Lèman.

Nos dirigimos hacia Montreux, y después de unos 44 km. llegamos a laciudad, donde hay un área de AC a la orilla mismo del Lago Lèman. Hay unas 5 AC más, pero ninguna española. Aparcamos y vamos a ver las vistas tan bonitas del Lago desde aquí. A lo lejos podemos divisar el Castillo de Chillón que visitaremos mañana. Después de un paseo, cenamos y nos acostamos.


 foto: Anocheciendo en el Lago Lèman.


JUEVES 21 AGOSTO

Después de desayunar teniendo de fondo el lago, nos vamos hacia el castillo de Chillón, hay que ir temprano, antes de las 10, porque si no se llena el parking de coches y autobuses y no hay sitio para aparcar. Visitamos este castillo, y después de hacernos fotos volvemos a la Ac, pues hoy tenemos que ir a Lausanne.


foto: Patos a la orilla del Lago Lèman.


Sin dejar la orilla del lago, a unos 40 km. se encuentra Lausanne, ciudad grande y con muchas cosas que visitar. Nos acercamos a la oficina de turismo y nos indican que hay en las puertas del camping Vidy un área de AC. Nos dirigimos hacia esta área y dejamos aparcada la AC sobre la hierba. Sacamos las sillas y la mesa y comemos al aire libre. Al terminar, cogemos el autobús para visitar el centro de la ciudad.

Tiene muchas calles céntricas y peatonales, con mucho comercio, pero a nosotros nos interesa visitar la catedral. Yendo hacia allí, nos encontramos un edificio muy bonito que es la antigua Sede de la Universidad de Lausanne. Después fuimos a la catedral, grande e imponente. Decidimos subir a ver la torre y que se veía desde allí. Nos gustó mucho las vistas del lago Lèman y de toda la ciudad. Luego nos acercamos  a ver Le Chateau que fotografiamos solo desde fuera y de allí decidimos ir a hacer las últimas compras de chocolate y queso que teníamos que hacer.

Después de cargar como burros nos fuimos a coger el autobús y a la AC,a descargar y a por las bicis, para dar una vuelta hasta el Museo Olímpico portoda la orilla del lago. Vimos mucho ambiente de bicicletas y de gente patinando y también en patinete. La gente se sube al centro de Lausanne con autobús con el patinete bajo el brazo y después baja con él cuesta abajo.También se veían en el lago pequeños cruceros con turistas que van de aquí para allá visitando los pueblos que rodean este lago.

Cuando nos cansamos de pedalear, nos volvimos  la AC a cenar y a descansar, al día siguiente ya hay que volverse y teníamos 700 km. por delante por hacer.

 

VIERNES 22 AGOSTO

Nos levantamos  con solecito, y nos dirigimos hacia Ginebra, que era la última ciudad que teníamos que visitar antes de entrar en Francia e ir bajando hacia España. Cuando estábamos entrando por al lado del final del lago Lèman empezaba a llover. Quisimos parar a hacer fotos y a pasear un poco pero el tiempo no acompañaba. Así que yo bajé cinco minutos con el chubasquero, hice unas cuantas fotos al lago, al chorro de agua tan típico de Ginebra y a algunas vistas más. Luego decidimos ya marcharnosporque el tiempo empeoraba. Ya sabemos que es una ciudad que tendremos quevolver para poder visitar con tranquilidad.


foto: Vista de Ginebra.


Después de unos 700 km. estábamos otra vez en Narbonne, pero ya nollovía, y buscamos un área de AC que vimos cuando subimos de Narbonne Playa,para no tener que ir a pernoctar tan lejos de la autopista. Habían seis AC más, una española.

 

SABADO 23 AGOSTO

Ya nos volvemos para casa con muchos momentos que recordar y vivencias que nos servirán para nuestro próximo viaje.

 

A TENER EN CUENTA

En Francia la autopista es más cara que en España, además de que te cobran como categoría de camión. También el gasoil es mucho más caro que en España y un poco más que en Suiza.

Para circular por las autopistas de Suiza hay que conseguir una pegatina que vale 28 euros y que hay que llevar puesta en el cristal de la AC. Nosotros la compramos en una gasolinera de la autopista, cuando ya llevábamos 6 días en Suiza. Al pasar la frontera con Alemania nos vimos obligados a comprarla.

En general en Suiza no es mucho más caro que en España como la gente dice, sí que hay cosas más caras pero no todas.

El cambio de francos a euros nosotros lo redondeamos de la siguiente manera: 1 franco son 1,60 euros. Lo traducíamos a pesetas, es decir 100 francos= 10.000 pesetas más o menos (es un poco más, pero como orientación sirve).

En todos los sitios puedes pagar con euros, pero te devuelven en francos, es preferible llevar algo de chatarra en francos para los parkings o autobuses.

El idioma nosotros nos defendíamos con el inglés porque el francés aún aún, pero el alemán ni una palabra.

La temperatura es un poco más fresca que en España, pero hay que tener en cuenta que en las montañas hay nieve y se tiene que llevar ropa de abrigo y calzado apropiado.

En total hemos hecho 3610 km., los días que más km. hemos hecho es para subir y bajar de Suiza. Allí las distancias son más cortas, pues es un país como Extremadura de grande.

En gasoil nos hemos gastado 512 euros.

Para terminar, espero que este relato os sirva a muchos de vosotros para planificar vuestros viajes y así entre todos poder ayudarnos a hacer mejorlos preparativos. Nosotros también echamos mano de internet y de algunos de vuestros relatos para tener una idea de cómo realizar nuestro viaje.

Hasta la próxima.

     Elena